Social Shopping: las compras en clave social para comercios y centros comerciales

Las redes sociales han calado con profundidad entre los usuarios de internet, estos son algunos datos que lo verifican:

  • Twitter recibe 65 millones de tweets al día, con un promedio de 750 tweets por segundo.
  • Más de 300.000 personas ya han realizado compras a través de un tweet o de un comentario en Facebook.
  • Los tweets y los comentarios en Facebook aparecen en Google como noticias y búsquedas orgánicas. Estos comentarios también se utilizan para completar las noticias marcando cuanta gente ha compartido un artículo.
  • Google trata los links compartidos en Facebook como Fan Pages, al igual que trata los links tweeteados.

¿PARA QUÉ UTILIZA LA GENTE REALMENTE LAS REDES SOCIALES?

  • 23% de los usuarios de Twitter sigue a negocios para encontrar promociones especiales y rebajas.
  • 14% de los usuarios de Twitter siguen el hilo de comentarios para encontrar y compartir productos y opiniones.
  • 25% de los consumidores se conecta con marcas a través de Facebook para recibir descuentos.
  • Más del 50% de los fans de Facebook y el 67% de seguidores de Twitter son más proclives a realizar compras de las marcas que ellos siguen.

(Datos de Warren knight, consultora londinense de marketing online)
De estos datos se puede extraer que las redes sociales y el comercio online tienden a confluir. Se abre una etapa en la que el Social Shopping gana peso y relevancia.

SOCIAL SHOPPING APLICADO A TIENDAS ONLINE, COMERCIOS Y CENTROS COMERCIALES

La Compra Social o Social Shopping aplicada a una web hace que marcas y empresas se dan a conocer y hagan publicidad de sus productos y servicios a grupos sociales con perfiles determinados.

A través del Social Shopping se aumenta la efectividad del boca a oreja y las ventas, mientras que también se mejoran las relaciones con los clientes y se miden con más facilidad los resultados.

Gracias a las redes sociales las webs no solo ofrecen listados de imágenes de productos, si no que permiten comentarios y opiniones de otros usuarios (amigos, familiares u otros consumidores) que participan activamente e influyen en las decisiones de compra de un producto.

Un ejemplo es la Friend Store de Levi’s, que ofrece a los usuarios vaqueros que sus amigos han dicho que les gustan e inclusive utiliza esa información para organizar su cadena de suministro.

Mediante la implementación de aplicaciones como la Api de Twitter o Facebook Connect los usuarios pueden pedir opinión a sus amigos sobre las compras que quieren hacer u opinar sobre su experiencia de compra, tanto si es online como en una tienda física o centro comercial.

Es el caso del centro comercial Westfield, el más grande de Londres, donde un “espejo tweet” permite a los compradores probarse ropa y compartir la imagen en tiempo real con sus amigos y seguidores en Twitter. El espejo ya ha sido instalado en una decena de negocios en Bélgica, Francia, Alemania y Suiza.

Did you like this? Share it: